Imprimir

REGLAMENTO DE RÉGIMEN ESTUDIANTIL

CAPÍTULO I

GENERALIDADES

 

 

ARTÍCULO  1: Son estudiantes  regulares de la Universidad  Escuela Libre de Derecho  las personas debidamente inscritas en el Registro. La Universidad adoptará en todas sus Unidades Académicas  el sistema de cursos trimestrales, cuatrimestrales o semestrales, sin perjuicio de la adopción de otras modalidades según se determine por las autoridades competentes.

ARTÍCULO  2: Podrá negarse la matricula a las personas que hayan sido expulsadas de otros centros educativos por causas graves a juicio del Consejo Académico de Facultad respectivo. También se les podrá negar a estudiantes que hubieren incurrido en transgresiones a las disposiciones del Estatuto Orgánico y de los Reglamentos respectivos.

ARTÍCULO  3: La matrícula  debe ser un proceso razonado  e inteligente  para lo cual el candidato contará con la debida orientación de la Dirección de la Carrera.

ARTÍCULO  4: Para matricularse en cualquiera de las carreras que ofrece la Universidad, se requiere:

a) Completar los formularios de matrícula correspondientes.

b) En caso de requerirse, someterse a los exámenes de admisión que se establezcan.

c) Tratándose de estudiantes que se matriculan por primera vez en las carreras de Bachillerato o Licenciatura,   presentar  el  título  original  de  Bachillerato  en  Educación  Media  o  su  equivalente debidamente reconocido  por  el  Ministerio  de  Educación  Pública,  y  entregar  dos  fotocopias  del mismo.

d)  Entregar   una  copia  del  documento  de  identidad  vigente,  así  como  dos  fotografías   tamaño pasaporte.

e) Cancelar los aranceles respectivos.

ARTÍCULO  5: Para matricularse en cada uno de los ciclos académicos siguientes al primero además de cumplir  con  el artículo  anterior,  el Registro  exigirá  la aprobación  de las asignaturas  requisito, según el plan de estudios. Además de la condición de alumno regular, la Universidad  reconoce la de alumno oyente  y la de alumno por suficiencia,  cuyas características  se definen  en el artículo  11 de este Reglamento.

ARTÍCULO   6:  Todo  estudiante  matriculado  en  una  carrera  de  la  Universidad  podrá  libremente pasarse a otra, previa equiparación  de estudios que le haga la Dirección de la nueva carrera a la que desea  ingresar.  En  lo que  proceda,  la Dirección  de Carrera  fundamentará  su  dictamen  en  lo que estipule la normativa sobre convalidación de estudios.

ARTÍCULO  7: La fijación de aranceles para los diferentes servicios que ofrece la Universidad, será competencia de la respectiva entidad administradora.

ARTÍCULO  8: Los estudiantes que hayan obtenido créditos en Instituciones de Educación Superior o equivalentes  pueden  solicitar  la respectiva  convalidación  de estudios  a la Dirección  de Carrera,  a efecto de determinar el programa disminuido que el candidato deberá completar para el grado correspondiente.  El  procedimiento   a  seguir   se  establece   en  el  Capítulo   III  del   Reglamento Académico.

ARTÍCULO  9:  Si  por  causa  justificada  el  solicitante  de  primer  ingreso  no  pudiera  presentar  la totalidad de los documentos requeridos, excepto el indicado en el inciso e) del artículo 4 de este Reglamento,  se le autorizará matrícula provisional, que caducará en el término de un mes sin que por ello hubiera que reintegrar los aranceles cancelados.

ARTÍCULO  10: Todo estudiante  estará sometido  a las normas de la Universidad  expresadas  en el

Estatuto Orgánico y sus Reglamentos.

ARTÍCULO  11: Las condiciones de "Alumno Oyente" y "Alumno por Suficiencia" se definen así:

a) Alumno oyente será el que asista a un curso ya sea para repaso o interés personal  y será aceptado en  el  curso  siempre  que  haya  cupo,  lo  solicite  debidamente  al  Director  de  Carrera  y  no  gane residencia  académica.  Podrá  participar  de todas las actividades  académicas  y evaluativas  si así lo considera oportuno y el profesor lo autoriza.

b) Alumno por suficiencia será quien matricule un curso cuyo contenido programático  cree dominar, pero que desea se le confieran los créditos para efectos de la residencia de estudios. Los requisitos y demás aspectos atinentes a esta modalidad se regularán a partir de los artículos 26, 27, 28 y 29 de la Sección VI del Capítulo I del Reglamento Académico.

ARTÍCULO  12: El Registro de la Universidad mantendrá un expediente debidamente  actualizado de cada estudiante, en el que conste su historial académico y disciplinario.

ARTÍCULO  13:  Además  del  estudiante  titular  del  expediente,  únicamente  el  personal  autorizado tendrá acceso al mismo y la información contenida en éstos será totalmente confidencial.

ARTÍCULO  14: Corresponde  al Vicerrector  Administrativo  emitir todas las constancias  y certificaciones  que sean solicitadas por el estudiante o por autoridad competente, previa cancelación de los derechos correspondientes.

Artículo  15:  La  Universidad  utilizará  el  bimestre,  el  trimestre,  cuatrimestre  o  el  semestre  para cuantificar   los  periodos  regulares  de  enseñanza  en  aquellos  planes  de  estudio  que  así  fueren debidamente aprobados  por CONESUP.  La unidad de instrucción  es el crédito.  Un crédito  es una unidad  valorativa  del trabajo del estudiante,  que  equivale  a tres horas reloj semanales  de trabajo, durante quince semanas, aplicadas a una actividad que ha sido supervisada, evaluada y aprobada por el Profesor.

Artículo  16: El estudiante  deberá matricular  un mínimo de tres créditos y un máximo  de dieciocho por cuatrimestre o treinta y dos por semestre.

 

CAPÍTULO II

DE LOS DERECHOS Y OBLIGACIONES DE LOS ALUMNOS 

 

ARTÍCULO  17: Son derechos de los estudiantes:

a) Participar  en el gobierno de la Universidad, de conformidad con lo establecido  en las normas del Consejo Nacional de Enseñanza Superior Universitaria Privada y del Estatuto Orgánico.

b) Disfrutar de todos los servicios que ofrece la Universidad.

c) Constituir los organismos estudiantiles indispensables para el ejercicio de sus derechos.

d) Todos los demás derechos que se deriven de los Reglamentos: Académico, de Régimen Docente, de Becas Estudiantiles,  y de Trabajo Comunal o Servicio Social, sin perjuicio de los que en el futuro se llegaren a dictar.

ARTÍCULO  18: Los alumnos podrán manifestar libremente, dentro de la Universidad, sus opiniones sobre  los  asuntos  que  a la Institución  conciernan.  Para toda reunión  dentro  de la Universidad  se deberá obtener el permiso de la Vicerrectoría Administrativa.

ARTÍCULO  19:  La matrícula  y el  cumplimiento  de  sus obligaciones,  confiere  a los  alumnos  el derecho  de  utilizar  los  servicios  docentes,  culturales,  deportivos,  asistenciales   y  sociales  de  la Institución.

Artículo  20: Los alumnos regulares de la Universidad, conforme lo establece la Ley No. 6693  y su Reglamento, formarán parte del Consejo Universitario, en un porcentaje del 25% de los miembros que integran dicho Consejo.

ARTÍCULO 21: Los derechos de los estudiantes se ejercerán en armonía el decoro y el respeto debido a la Institución. Las autoridades universitarias darán curso y resolverán dentro de quince días de presentadas las peticiones o quejas individuales o colectivas de los estudiantes.

ARTÍCULO 22: Son deberes de los estudiantes universitarios:

a) Cumplir con las obligaciones académicas y económicas.

b) Ajustar su conducta a las normas superiores de moral que corresponden la dignidad universitaria.

c) Prestar su colaboración para el logro de las finalidades científicas, culturales y sociales de la Universidad.

d) Cumplir con el Trabajo Comunal Universitario (TCU) por al menos 150 horas, de acuerdo a la Ley

No. 6693, en los grados terminales.

e) Asistir con regularidad a clases, pudiendo retirarse sin responsabilidad, después de esperar hasta 30 minutos al Profesor.

f) Presentarse en la Universidad correctamente vestidos.

g)  Guardar  consideración  y  respeto  a  las  autoridades  universitarias,  profesores  y  personal administrativo.

h) Tratar cortésmente a sus compañeros.

i) Observar compostura y decoro en el recinto universitario.

j)  Asistir a los actos públicos organizados por la Universidad.

k) Todos los demás deberes que se deriven de los reglamentos académicos vigentes.

 

CAPÍTULO III

DEL RÉGIMEN DISCIPLINARIO

 

ARTÍCULO 23: Los alumnos de la Universidad serán responsables por el incumplimiento de los deberes que le imponen el Estatuto Orgánico y los Reglamentos de la Universidad, así como las demás disposiciones que emanen de las autoridades competentes.

ARTÍCULO  24:  Las  autoridades  universitarias  podrán  aplicar  sanciones  disciplinarias  a  los estudiantes por las causas siguientes:

a) Por la realización de actos concretos que vayan en detrimento de los intereses de la Universidad.

b) Por el quebrantamiento de los deberes estudiantiles que se establecen en el Estatuto Orgánico y en el artículo 22 de este Reglamento.

c) Por la comisión de actos contrarios a la moral y al respeto que entre sí se deben los miembros de la comunidad  universitaria.

d) Por actos de indisciplina que perjudiquen el desarrollo normal de la docencia.

e) Por los daños materiales causados en los bienes de la Universidad, sin perjuicio  en este caso, del pago de las reparaciones.

f) Por cometer fraudes o conductas indeseables que pongan en duda su rendimiento académico.

g) Por utilizar el nombre de la Universidad sin la autorización de las autoridades universitarias.

h) Por introducir, consumir y traficar dentro de la Universidad cualquier tipo de droga prohibida o estupefacientes, así como bebidas alcohólicas (con o sin permiso por actividad estudiantil).

i) Por violación de cualquiera de las normas contenidas en el artículo 40 de este  Reglamento. 

ARTÍCULO  25: Las sanciones que pueden aplicarse son las siguientes:

a) Expulsión del aula.

b) Amonestación  privada.

e) Suspensión  de una o varias materias del curso. 

d) Suspensión  total del curso.

e) Suspensión  temporal o expulsión definitiva.

f)  Suspensión del proceso de graduación hasta por seis meses.

g) Suspensión temporal o definitiva, según la gravedad, de participar en nóminas de representación estudiantil por causas contempladas en el inciso i) del artículo anterior.

ARTÍCULO  26: El Profesor podrá expulsar del aula a los alumnos que cometan actos que perturben el desarrollo normal de la clase. Si la falta fuere de carácter grave, informará a las autoridades universitarias  para los efectos de la aplicación de más penas establecidas en este Reglamento.

ARTÍCULO 27: La Vicerrectoría Académica conocerá de las faltas en que incurran los alumnos e impondrá las sanciones pertinentes, según lo establecido en el artículo 25 de este Reglamento.

ARTÍCULO  28: En los casos del artículo anterior, la Vicerrectoría Académica instruirá y resolverá lo pertinente. Al alumno o alumnos que puedan resultar sancionados se le admitirán las alegaciones  por escrito y las pruebas que para su descargo presenten en el plazo de cinco días hábiles.

ARTÍCULO  29: Contra lo resuelto por la Vicerrectoría Académica cabrá el recurso de apelación ante el Consejo  Universitario,  el cual deberá interponerse dentro de los cinco días hábiles siguientes  a la notificación.

ARTÍCULO 30: El Consejo Universitario resolverá en definitiva, revocando, confirmando o modificando la resolución tomada, debiendo oír al apelante si éste lo solicitare. Podrá también de oficio ampliar la información si lo considera conveniente.

 

CAPÍTULO VII

DEL DERECHO DE LOS ESTUDIANTES DE CONOCER  OPORTUNAMENTE LOS RESULTADOS  DE SUS EVALUACIONES

Y OBTENER  LAS CERTIFICACIONES DE ESTUDIOS CURSADOS QUE REQUIERA

 

ARTÍCULO  56: Acerca de la entrega oportuna de los resultados de las evaluaciones,  se aplicará la normativa  dispuesta  en el Capítulo 1 -De los elementos generales del sistema de evaluación de los aprendizajes y requisitos para la aprobación de los cursos- del Reglamento Académico.

 

 

CAPÍTULO VIII

DE LA REFORMA  DE ESTE REGLAMENTO

 

Artículo  58: Sin perjuicio  de lo establecido  en el Estatuto  Orgánico,  el presente Reglamento  solo podrá ser reformado por el Consejo Universitario, llenándose los siguientes requisitos:

a) Que la convocatoria y la sesión se hagan de acuerdo con el Estatuto Orgánico.

b) Que el texto de la reforma proyectada se ponga en conocimiento de los miembros del Consejo

Universitario, por lo menos ocho días antes de la fecha de la reunión. 

c) Que la reforma no contraríe las normas y fines de la Universidad.

d) Que la reforma obtenga el voto favorable de dos tercios o más de los miembros del Consejo.

 

CAPÍTULO IX

DE LAS DISPOSICIONES  FINALES

 

ARTÍCULO  59:  Se  deroga  expresamente  el  anterior  Reglamento  Educativo,  aprobado  en  su oportunidad por este Consejo, así como toda aquella normativa que se le oponga.

Esta nueva normativa entrará en vigencia a partir de su publicación.